23/6/07

Por las victimas, que somos todos


El silencio acompaña el penoso deambular de las victimas de esta guerra mezquina y ambiciosa. No tienen rostro porque si lo muestran pueden ser asesinadas. Son multitudes anónimas que ya ni siquiera esperan justicia. Sus reclamos son apabullados por las papayeras y los intereses nacionales, que no son exactamente los de todos los ciudadanos. Por la paz de la nación deben acallar sus gritos porque resulta inconveniente que se sepa tanta muerte, tanto dolor y tanto sufrimiento. Lo que debemos saber es que sus reclamos deben ser los nuestros, que su dolor debe ser nuestro, que su duelo debe ser nuestro, que su destino es el nuestro. Qué mas silencio, qué más humillación, qué más perversa ignominia... Para ellos y nosotros va este tema
Para escuchar La lluvia cae vaya a MSK FEA

1 comentario:

phil dijo...

Aun la sociedad no ha respondido a la incógnita que representan las victimas. Están en la calle pidiendo y nadie reconoce su abandono. La indiferencia ante el sufrimiento no la va a reparar comisión alguna.
Además es absurdo que el supuesto 8% de crecimiento económico atropelle a tres millones de personas en situación de emergencia humanitaria.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...