18/3/08

LA MENTIRA SALE DEL ARMARIO



Sólo hay mentiras y de todas ellas la más grande es la verdad

El lema de la noventera X-files era “la verdad está allí fuera”, aquella frase representaba una trama incomprensible de una perplejidad engañosa: no había un “allí fuera” y menos alguna pista acerca de la “verdad”, luego vino el Nero de Matrix que accede al “desierto de la realidad” cuando reconoce el falso escenario digital que gobierna el mundo. De este modo se representa en Norteamérica el imperativo humano ‘!conoce la verdad¡’ que se parece más a una adivinanza, una fabula o una figura narrativa al estilo de Lewis Carroll: sigue al conejo blanco a su madriguera que tiene mucha prisa. Eso es el documental Zeitgeist (el espíritu de la época): un conejo blanco que no deja de mirar su reloj; alguien que abre los ojos en una habitación en la que soñaba que estaba dormido soñando que dormía en esa misma habitación soñando que dormía.
Es muy curioso que sólo cuando la sociedad norteamericana se siente engañada el resto del mundo también debe sentirse igual, creo que este es el gran motivo del documental: alguien ha defraudado espiritualmente a los norteamericanos y ninguno de ellos se ha dado cuenta. Ese es el papel que asume este documental en la cultura norteamericana, lo que resulta comprensible por los temas que trata: los símbolos religiosos, la invención del terrorismo y las trampas financieras.
En Norteamérica millones de personas creen que ‘Jesús les ama’ y defienden con el mismo fervor el derecho a llevar armas como la expresión bíblica ‘Dios es amor’. En el inicio de la candidatura republicana había un pastor que aseguraba que Adán y Eva fueron personajes históricos tan reales como los asistentes a su iglesia. Lo que ha generado un integrismo religioso basado en la idea nefasta de que los norteamericanos son el pueblo elegido por Jesús y los votantes de Bush jr. se enorgullecen de esa creencia. Esos mismos creyentes son los que financian el ejercito con sus impuestos y ayudan a la expansión imperialista norteamericana, también son los mismos que se endeudan hasta el culo para consumir compulsivamente. Ahora viene Zeitgeist y les cuenta a los buenos cristianos de Norteamérica que toda esa historia es una mentira y esos mismos cristianos mandarán a la mierda la verdad -detrás de las mentiras- cuando voten a los republicanos.
La primera parte de Zeitgeist es un ejercicio muy pobre de lo que se conoce como ‘religiones comparadas’. La conclusión del documental es un simple: el Jesús histórico es una invención, igual que Buda o Krishna. La idea ‘engaño igual religión’ tiene más de doscientos años, los mismos que proclamar que dios es una creación cultural, así que las inquietantes conclusiones de Zeitgeist parecen dirigirse a norteamericanos puritanos que no ven nada más allá de sus televisores, sus deportes absurdos y la comida basura. En la segunda parte del documental aparece la teoría del ‘gran complot terrorista’. Sin embargo, mucho antes de Zeitgeist, y con la colaboración de académicos y periodistas de todo el mundo, entre ellos Gianni Vattimo, y en la misma línea critica de Noam Chomsky, se publicó en Italia “Zero. Perche la versione ufficiale sull 11/9 e un falso”. Cada capítulo de este libro desarrolla en detalle los argumentos de Zeitgeist, así que una vez más se habla primero de la ‘gran conspiración’ en Europa para que sea novedad en la puritana Norteamérica, donde ya se han producido documentales sobre la invención del terrorismo y la paranoia colectiva como forma de cohesión social (“American Zeitgeist: crisis and coinsciense in a age of terror” de Rob McGann).
La ultima parte del documental revela los detalles de la fundación de la Federal Reserve y los mecanismos financieros que dominan a los norteamericanos; está claro que ya están en el olvido las ideas de Galeano sobre la manipulación de América Latina por parte del banco central de los pobres: el BID y el FMI. El documental quiere enseñar un gran complot financiero: el de los grandes banqueros de principios del siglo XX, cuando todos los años se reúne en Davos un ‘gran complot’ de los más ricos del mundo para deliberar sobre el crecimiento de sus fortunas. Nadie entra a sus reuniones, pero los hoteles están llenos de periodistas.
Zeitgeist es la verdad mentida y mentada de los perogrullos, de esa parte de Norteamérica que en las grandes ciudades no es visible, pero que todos los domingos va a culto con sus pastores republicanos, tiene fe en la creación del universo, el amor personal de un tal Jesús y que guarda un arsenal en su casa. Pero también es la verdad global divulgada por una empresa que facilita a otra parte de la gran audiencia mundial los argumentos suficientes para corroborar lo que ya sabe el tango: “el mundo es y será una porqueria”.

1 comentario:

.. dijo...

Hola, en primer lugar felicitaciones por el post, está espectacular, en serio me ha encantado. Son muchas la verdades que dices, no en vano en cuanto a Zeitgeist hay una gran mentira y me refiero a la religión, pero la mentira es las ganas de joder el cristianismo que tiene el tal Joseph que hizo el documental.
Por eso discrepo bastante, al director de ese documental se le han olvidado nombrar tantas fuentes históricas relativas a la figura de Jesus, al cristianismo y demas doctrinas que uno no puede mas que "coger mania" a ese popurri mal intencionado. Pero no lo culpo, como la gran mayoria de "cristianos" desconoce el sentido del cristianismo, la biblia y por supuesto la vida de Jesus.
En vista de tanta conspiracion a la que somos sometidos, cual titeres nos manejan, ¿estamos ante un lobby anticristiano? A quien le interesa acabar con la Iglesia?


Saludos y que tengas un buen día!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...