6/3/07

El mundo cabe en un partaniguas



Esta mañana el periódico anunciaba que Fito Páez lanzó hace unos días su último disco, “El mundo cabe en una canción”. Decía también que era su retorno a un sello comercial, después de permanecer por años marginado del mercado mundial del disco. De inmediato y sin mediar palabra acudí a mi gran base de datos, aquella que me provee de todo lo que se pueda conseguir en la red, y claro, por supuesto allí estaba completito para descargar.

La prensa decía que este disco fue hecho mientras terminaba de editar las últimas imágenes de su más reciente película ¿De quien es el portaligas? El mismo Fito señalaba que “fue un caos grabar el disco con secuencias del filme pendientes”. Y eso es lo que de entrada, y en el primer tema, se nota...

Luego de la frustrada pretensión orquestal del arranque, inicia nuestro querido Fito con sus mismas locas ideas que se han vuelto las de siempre... el mundo cabe en una canción... que los recuerdos de niño, que la loca de allí, que las tías de allá, que la licorera de acá –puro bacaratt Beat– que el amiguito Tom, que Ipanema, que Charly, que Mercedes y que todos su amiguitos, sobre los cuales no se sabe nada y nada importa, caben en una misma canción... ¡si! En esa misma..... Me aburro profundamente, y salto... esto va para final de manos enlazadas y velas encendidas.

Voy al azar con otro cualquiera y se viene con más de lo mismo... Un reencauche de Circo Beat que fue bueno para su tiempo, pero que ya no oigo más... Que los recuerdos de niño, que la nena que lo miraba, que la faldita y la lonchera... Ya estuvo bueno de eso. Fito se ha tarado, me digo... Pero con la esperanza de que sea simplemente un espasmo provocado por andar editando sus metros de film, tomo aire y voy para otro... la magia del aleatorio.

El piano de “todo aquello que viví”, pero más piano y con percusión del Brasil... la imagen pinkfloidiana del man sentado con el reloj de Mickey y la fotico –Dios mio, sí, la fotico en la pared– ¡Yo se que te aliviará...! que si estás en la mierda, que si no puedes, que si estás llevado de la mala, fresco, que con este cantico Fito te lo arregla... Sin palabras. Este hombre sufre definitivamente de un espasmo cuarenton en el que uno piensa que las güevonadas que se cantan en el baño son importantes para todos.

Pero por pura fe, de aquella que me hizo escucharlo tantos años, evito escapar sin verificar y voy a otro corte. Mierda, no... esto no... “Caminando por Rosario, caminando por ahí, Caminando por Rosario, siempre vuelvo a sonreír”... ¿Fito? ¡Comé mierda! ¿Qué se hizo esa audacia en las letras? Mientras me tomo la cabeza a dos manos, y pienso en lo que dirá Pachito, se filtra un tema más ¡Por Dios, esto no para! lo que sigue es una mezcla de tres viejas canciones juntadas a la brava en un verdadero autohomenaje ¿se habrá metido en la honda D.J Mezcla–mix, como dicen por acá? Este man se nos agüevó...

Ahí paré.... no más... no más. Solo espero que la película se salve de aquella desastrosa inspiración. Pero me temo que no vaya a ser así.

1 comentario:

phil dijo...

No le pida tantos milagros al santo, viejoskr. Aquellos versitos de Rourke "bailando con las chicas del puticlub", esos no volveran; el denso rosarino en Budapest o el vomiton de polaroid, no pida más....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...